lunes, 23 de mayo de 2016

Comentario Crítico : "La Picaresca"

La picaresca o el hecho de ser un pícaro es algo que convive en nuestra sociedad desde hace ya muchos siglos, pero no es algo que mantenga las mismas consecuencias a nivel de afecto en la población y es por ello que con el paso de los años se ha modificado la forma de ver a los pícaros. Estos tratan de aprovecharse de los bienes de otros a cambio de su propio beneficio desde personas que solo pretenden sobrevivir en la calle a aquellas que se aprovechan de los que menos tienen para vivir aún mejor.

Si nos volcamos siglos atrás nos encontraremos con el primer y claro ejemplo de picaresca en el conocido Lazarillo de Tormes y con mayor concretividad en el Tratado III de este relato dónde podemos encontrar dos ejemplos muy específicos de pícaros de aquella época, por un lado tenemos a Lázaro representando a aquellas personas que no tiene un techo donde dormir y o una pieza de comida que llevarse a la boca así pues tratan de refugiarse con aquellos que lo puedan mantener y así poder “aprovecharse de ellos” en el cierto modo de vivir a causa de sus beneficios. Por otro lado tenemos al Escudero que encuentra Lazarillo y que resulta ser el otro claro ejemplo de pícaro donde encontramos aparentemente a una persona con dinero y poder pero que a sus espaldas lleva un montón de deudas y que se aprovecha de la amabilidad de aquella personas que confían en el futuro día de sus pagos al corriente y cuando ya no puede abusar más de esta situación huye en busca de una misma táctica.

Como ya dije antes la picaresca se ha mantenido con el paso de los siglos pero hoy en día esta ocurre en una mayor escala y con un número mayor de víctimas que tienen que aguantarse debido a su posición económica pero de nuevo podemos diferenciar dos grandes grupos. En primer lugar empezaremos desde abajo donde incluiremos al mayor grupo y es aquella posición donde nos encontramos todos prácticamente ya que somos aquellas personas que nos aprovechamos de pequeñas situaciones a causa de nuestro beneficio como cuando compramos algo y el vendedor se equivoca con la vuelta pagando así tú menos de lo que pedían, o cuando hubo un periodo de tiempo donde circulaban por tiendas y entre nosotros billetes de poco valor pero falsos o solo por el hecho de que algunas familias dejen a sus hijos con amigos o familiares para así ellos irse de fiesta constantemente. Puedo comentar millones de casos pero siempre afectan a un pequeño número de personas.

Sin embargo está el otro pequeño grupo de personas que afectan y se aprovechan de toda una población como lo son los políticos y personas que abusan de una posición económica alta y es por ello que nos estafan, nos roban y se ríen en nuestra cara sin que nosotros podamos poner remedio porque son ellos los que tienen el poder y los que mueven todos esos trapos sucios.

Una cosa muy importante es que la picaresca no está extendida igual por todo el mundo, si es verdad que en España se dan muchos casos… Pero no por ello es igual en cada rincón de la tierra, es más , países muy cercanos a nosotros son muy diferentes donde estos problemas por lo que estamos pasando y que es la primera causa de ruina de España no ocurren y donde la gente puede llegar a ser muchísimo más honrada pero siempre en menor cantidad porque la picaresca es algo que va en nosotros y siempre buscaremos alguna forma de beneficiarnos por el bien de nuestra familia.

Todo esto me hace reflexionar y me lleva a una conclusión y es que la picaresca persiste entre nosotros y no creo que desaparezca nunca pero que esto no signifique que nos convirtamos en personas que busquen vivir a costa de los demás como hacen muchos actualmente y que tal vez muchas de estas personas tomen a seguir el camino de Don Quijote y Sancho los cuales busquen una estabilidad social y que todo sea justo en correspondencia del esfuerzo empleado en tu vida.

lunes, 9 de mayo de 2016

"Tratado III" del Lazarillo

En el Tratado III del Lazarillo de Tormes se narra un pequeño vínculo entre un niño pobre que busca un amo para que le de cobijo y lo alimente y un escudero de buenas apariencias que decide hacerse cargo de él, pero conforme se desarrolla la historia suceden una serie de hechos que pueden sorprender al lector. 

Este texto es contado a partir del punto de vista de Lazarillo y de como va sufriendo cambios a partir del tiempo que transcurre con su amo.


Como dije antes, este pobre niño vaga por las casas pidiendo una limosna para recuperarse de su estado. Con el paso de los días va recuperando su forma y la gente comienza insultarlo y despreciarlo solo por el hecho de ser un limosnero, que por aquel entonces estaba muy mal visto y es por ello que Lazarillo comienza a buscar un nuevo amo pero esta vez mejor que los anteriores para que lo mantenga y tuvo la suerte de toparse con un escudero de buenos ropajes y apariencia que decidiera tomarlo como siervo suyo. 

Lázaro por aquel entonces sólo pensaba en comer aunque fuera solo una pieza de pan, pero conforme se desarrolla la historia se da cuenta que su amo sólo le pone excusas, "que si ya es muy tarde, que si no son horas para salir a la calle...", también observa la casa dónde vive, una casa siniestra, sin apenas muebles, sin comida...  Así pues Lázaro se va dando cuenta que tal vez su amo no poseía riquezas y que si no ponía remedio no comería nada.

En este punto es cuando para mí destaca Lázaro, porque a pesar de no recibir nada a cambio, le es totalmente fiel a su escudero cuidando de la casa y haciendo las tareas que él le encomienda, por otro lado Lázaro va en busca de su propia comida y cuando vuelve a casa siente la necesidad por pena de alimentar a su propio amo, es decir, al principio de la historia y como debería haber sido es el amo el que alimenta a su siervo y le da cobijo, pero es tal el estado del escudero que sucede al revés en esta historia de forma que se va creando un vínculo entre ambos.


Otro punto que me llama mucho la atención es cuando el escudero le cuenta a su fiel siervo que tiene grandes posesiones y riquezas en Castilla la vieja, pero aún así por asuntos personales decide mudarse y rehacer su vida en aquel pequeño pueblo de Toledo donde las cosas no le iban nada bien.

Para su sorpresa se presentan un hombre y una anciana que reclamaron el pago del alquiler de la casa y éste responde diciendo que esperen a la noche para poder cambiar la moneda. Al caer la noche aparecen de nuevo con el alguacil y un escribano para reclamar ese dinero pero el escudero seguía sin regresar.

Pasaron los días pero ni rastro de él de forma que se fugó y finalmente Lázaro vuelve a quedarse sin nada y sin tener la suerte de encontrar a alguien que sea capaz de mantenerlo, pero aun así consiguió un hogar donde descansar y protegerse del frío.













CAPÍTULO XXII. LIBERACIÓN DE LOS GALEOTES

Como ya todo sabéis Don Quijote es un personaje de unos 50 años que tras leer muchos libros de caballería, un género popular en siglo XVI, decide disfrazarse de caballero andante y embarcarse en una serie de aventuras con su viejo caballo Rocinante.
Tiene como fin "irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras y a ejercitarse en todo aquello que él había leído", pero como veremos no todas estas aventuras serán divertidas y graciosas ya que Don Quijote y su amigo Sancho pasarán por momentos de engaño y burlas.

Y... ¿Por qué digo que tendrá momentos de desgracias? Precisamente este capítulo es un ejemplo muy claro dónde Quijote es ridiculizado junto con su compañero Sancho por unos presos que ayuda a escapar. Tras ver a una serie de personas encadenadas siente que tiene que ayudarlos como caballero que es, para ello habla con los guardias y pide que los suelte, en ese momento comienzan a dudar de su estado mental. Quería poner en libertad a unos personajes que habían causado serios delitos, pero aun así Quijote insiste en preguntar qué han hecho en lo que ellos le responden por enamorado, por cantador, por hechicero...

Don Quijote insiste en que los suelte y en uno de los arrebatos suyos se ensaña con los 
guardias cayendo así en el suelo siendo pateado, en ese mismo instante se liberan los galeones poniendo a salvo a Don Quijote. Después de todo, él piensa que están en deuda pero...¿que quiere realmente de ellos?


Don Quijote como un caballero valiente que se piensa que es quiere a toda costa vivir increíbles aventuras para así por medio de sus hazañas poder impresionar a su dama 
Dulcinea. 

Así pues piensa que una forma de agradecerle lo que ha hecho por ellos sería contar esta hazaña suya a su amada, pero como delincuentes que eran se negaron ya que no que querían volver a ser capturados. Don Quijote vuelve a insistir y finalmente acaba apedreado y ridiculizado quedándose sin ropa.

Y una vez más la locura de este señor y su amor por los libros de caballería le trae problemas y desgracias.